Entrevista a Mike Shinoda: hablando sobre Fort Minor, el hip-hop actual y Linkin Park.

Recientemente, Mike Shinoda sacó una nueva canción como Fort Minor, Welcome, después de 10 años desde The Rising Tied tras confirmarse que estaría de vuelta a este proyecto. La página Artistdirect ha dedicado una entrada en una entrevista a Mike, donde habla sobre cosas relacionadas con Fort Minor, Welcome, el mundo del hip-hop actual, e incluso también sobre Linkin Park. A continuación tenéis la entrevista traducida al castellano:

“Welcome” retoma lo que dejaste con The Rising Tied, pero también da la sensación de que estás pisando otro territorio.

Mike: Siento que, desde entonces, he aprendido un montón de maneras de hacer una canción. Mi kit ahora es mucho más grande que cuando hice la primera grabación de Fort Minor. Incluso está el hecho de que siento que puedo cantar un poco ahora. Por aquel entonces, me sentía incómodo cuando canto. Podría haberlo hecho, pero no tenía tanta práctica como ahora. Incluso en el estudio -si recuerdas el álbum de Fort Minor- acabábamos de salir de Hybrid Theory y Meteora. Pensaba en todo en esos términos. Me preguntaba si había hecho una canción fuera de Hybrid Theory y Meteora, si eso sería aceptable para los fans, para mí y qué hacer con ello. Ha cambiado mucho.

¿Escribes completamente todas las letras, o tiendes más a improvisar en el estudio?

Mike: Hago un poco una mezcla. Todo está escrito. Aunque muchas veces, como voy, puedo dejar que la pista corra y se grabe. Yo lo llamo “traintracking it”. Tú compones un par de “traintracks”, y después los haces otra vez. Quizás lo intentes y llegues al siguiente, y entonces intentas obtener dos, tres o cuatro compases más. En realidad, lo aprendí viendo a Jay-Z. Hay muchos artistas que lo hacen. Jay-Z, Kanye West y Lupe Fiasco, todos ellos lo hacen así. Y me funciona bastante bien. Lo hago un poco, pero para mi estilo, definitivamente vuelvo atrás, modifico palabras y escribo todo para asegurarme de que hay ese nivel de detalle que pongo en la parte vocal.

¿Cuál es la historia que hay detrás de “Welcome”?

Mike: En ese momento, estuve un poco frustrado. Claramente, es una canción independiente, sintiendo como que no encajo o lo que sea. Recuerdo lo que estaba pasando. La banda estaba en un punto donde no ocurrían muchas cosas, lo que es relativo, porque todo siempre es una locura con la banda. Fuimos una especie de proyectos intermedios, y no sé en que período de tiempo estaba. Estaba reflexionando en cómo he acabado donde estoy ahora. Cuanto más tiempo lo pensaba, más sentía que “ser independiente no significa necesariamente que te tengas que sentir mal por ello”. Hay un sentido de aceptación por mi parte en la canción. Es gracioso porque era más natural y fluído. Todo salió de pronto a la vez. Para mí, es algo inusual. La canción ya estaba hecho antes de que me diera cuenta. Lo escuchaba y era como, “oh Dios, esto no es una canción de Linkin Park”.

Lanzándolo como sorpresa después de haber estado inactivo durante mucho tiempo hizo que “Welcome” fuese algo especial.

Mike: La canción tenía que ser un cierto tipo de canción para que sea la primera en diez años. No puede ser una canción cualquiera. Hice cosas antes y era como, “no sé si esto es Linkin Park”. Y aunque fuera una canción de Fort Minor, podía pensar, “¿realmente quiero volver a ese nicho después de mucho tiempo?”. Sería una manera rara de volver. Algunas de esas ideas terminaron siendo cosas distintas. Tuve una donde la música acababa siendo un interludio y cosas por el estilo. Cuando llegó “Welcome”, se hizo muy rápido. Sabía que si lo pasaba por el proceso de Linkin Park, cambiaría mucho. Y no quería que cambiase. Incluso si no lo cambiara, sólo la idea de tocar en el escenario alguna versión de esta canción con los seis miembros de la banda ahí plantados, sentía que la canción mandaría otro mensaje distinto. Imagínate la diferencia entre que lo haga allí yo mismo y que lo haga con Chester. Sería totalmente diferente.

Has forjado una identidad singular para Fort Minor.

Mike: Se que he aludido a cosas que he aprendido desde Collision Course o Meteora, período de tiempo donde hice el primer álbum de Fort Minor. Piensa en Minutes To Midnight, A Thousand Suns y Living Things, álbumes que hemos hecho con Rick Rubin, y The Hunting Party, álbum que hicimos por nuestra cuenta, había todas estas técnicas de composición y enfoques creativos. La manera en que pensamos y la manera en que pienso yo sobre meternos en una canción es más diferente de lo que solía ser. Por ejemplo, cuando estamos componiendo una canción con Linkin Park, un ejercicio que nosotros hacemos es reflexionar sobre a qué banda le suena la canción que estamos haciendo y, después, cuáles son esas bandas que no son capaces de hacer lo que podemos hacer nosotros.

Si estuviéramos escribiendo una canción que suena a U2, ¿qué no pueden hacer ellos?. Bien, no pueden meterse mucho en esas muestras, no se meten en el rapeo y no se volverán duros por encima de cierto nivel. Si hiciéramos una canción que suene como Radiohead, se aplicarían las mismas cosas. Pueden hacer electrónica, pero no pueden rapear. No harán nunca hip-hop y así. Cuando estuve haciendo “Welcome”, estaba como, “vale, ¿qué puedo hacer en un rap que parezca natural?”. Ahí es cuando vienen las partes en las que canto y más aspectos melódicos. Con las secuencias de acordes y la manera en la que junto la música, me sentía muy diferente con respecto a lo que normalmente hago con Linkin Park. Una vez llego al puente, me doy cuenta en plan, “ahora tengo una canción de hip-hop bastante sólida. Dejémoslo ahí”. Ahí es cuando este gran solo de teclado de rock progresivo y la batería virtual empieza a salir.

¿Cuál es la lección más grande que has tomado de Collision Course?

Mike: En aquel momento, sin darme cuenta, estaba señalando todo el rap que estaba haciendo a un cierto tipo de oyentes. Definitivamente, lo escribía con el corazón. A veces, cuando compones, te imaginas un cierto tipo de audiencia o persona escuchándola. Es el mismo razonamiento que sale cuando la gente quiere componer una canción y tocarlo en directo para ver cuál es la reacción del público. Eso era diferente a partir de lo que ocurrió en Collision Course y lo que vino después, porque una cabeza de hardcore hip-hop, como el tipo de gente con quien pasaba el rato en el instituto, no estaba allí. No estaban en ese concierto. No estaban en esa mentalidad de estudio. Una vez, lo traje y dije, “¿qué diría el Mike del instituto sobre este verso?”. De repente, iba desde Nobody’s Listening en Meteora a Bleed It Out y Hands Held High en Minutes To Midnight, que era el siguiente disco. Esos versos eran mucho más complejos y verdaderos para el tipo de hip-hop que escuchaba para ir creciendo.

¿Qué te ha estado inspirando el nuevo hip-hop?

Mike: Me encanta lo que está pasando ahora con el hip-hop. Últimamente está pasando por uno de los tiempos más interesantes para el hip-hop, porque tiene mucha variedad. Hay muchos artistas diferentes que enfocan las cosas de manera distinta. Tienes lo que está pasando con Kendrick Lamar y el grupo Top Dog Entertainment. Luego, está A$AP Rocky y A$AP Mob. A$AP Ferg es genial. Luego, tienes a Action Bronson y Joey Bada$$. Realmente, pienso que el nuevo mixtape de Drake, If You’re Reading This It’s Too Late, es genial. Eso, realmente, hizo que me interesara por él. Hay todo tipo de cosas que están pasando. Chance The Rapper es realmente guay. Todos sus estilos y enfoques son lo que destacan. Para mí, es emocionante. Cuando “Welcome” salió, muchos fans estaban en plan, “esto me recuerda a Kid Cudi”. Creo que Kid Cudi es genial. No creo que mi canción suene como él, pero puede que un poquito sí, especialmente porque él es muy musical. Hay muchos artistas nuevos que lo están petando.

¿Cuál es tu visión actual de Fort Minor?

Mike: Lo estoy escuchando ahora. Apenas estoy programando algunas apariciones o conciertos. Tenemos un tour con Linkin Park en China y otro en Europa. Entre medias, probablemente vaya a tomarme un pequeño tiempo de descanso para reorganizarme y recargar las pilas. Una vez nos cojamos el ritmo con la banda, va a ser un montón de trabajo. Estamos ocupados. Ya veré cómo van las cosas con Fort Minor. Con eso dicho, estoy siempre componiendo canciones, e incluso hay momentos que compongo algo y pienso que es realmente genial. Sin embargo, esto no puede ser para los chicos de la banda. Ahora, esa puerta está abierta, siento que no tendría problema en ofrecer algo a los fans porque están ahí, eso está hecho, y se siente bien. Las canciones no tienen que ser singles y ser grandes cosas todo el tiempo. Para mí, se está convirtiendo más en una pasión o un proyecto underground.

 

Entrevista original, aquí.


Compartelo en las redes sociales:  facebook  twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.