Entrevista Kerrang 2/3

Como recordaréis de esta otra noticia, el reportero de Kerrang! había quedado con ellos en un restaurante de alto standing en Hollywood, y estaban repasando los primeros días de Chester en la banda. Así mismo pudimos ver el buen feeling que hay entre los dos y el resto del grupo. Continuamos con la entrevista en exclusiva en castellano de Kerrang! a Mike y Chester.

¿Por qué hay peleas en Linkin Park?
Chester: Hay personalidades muy diferentes en el grupo y hay caminos creativos diferentes, y ya sabes, no siempre vemos con los ojos de la otra persona, y no siempre vamos juntos, y no todo sale a pedir de boca. Pero una cosa constante y que siempre lo ha sido es, la forma en la que manejas las cosas cuando no salen bien, al contrario de cuando salen bien. Es como ‘¿Cómo reacciona la gente ante una crisis? ¿Cómo reacciona la gente cuando las cosas se ponen feas? ¿Cómo enderezas el rumbo cuando el barco se sale de el?’. Muchas personas pierden los nervios, y yo soy de este planeta -perdería los papeles.
Mike: Estuve hablando con Daron [Malakian] de System Of A Down cuando tocamos juntos en el Hollywood Bowl [en Septiembre, la canción Rebellion del disco The Hunting Party en la que colabora]. Me dijo, he aprendido mucho sobre como debe ser un grupo, de ti. Veo que haces las cosas de cierta manera y quiero comprobar si funciona también con nosotros.
Chester: Algo que he aprendido de esta relación es que ir en plan ‘Ya lo sabemos, esto es un gran problema, pero vamos a ver que podemos hacer y cómo coño salir de ello’ funciona mucho mejor que una pelea.

¿Ha habido algún caso en el que la banda haya necesitado emplear esa agresividad en vez de enfriarla?
Mike: No hay duda que todos los miembros del grupo conocemos lo apasionado que es Chester. Pero también sé que cuanto más intenta que no salga esa faceta suya, también es una de las partes más importantes del grupo. Cuando escribimos juntos intento usarlo, tanto como él me permite.

¿Cómo lo haces?
Mike: En este momento nos conocemos tan bien que le recuerdo historias que él me ha contado. ‘¿Recuerdas aquella vez que te ocurrió esto?’ Y le ves en plan ‘Oh, ¡que te jodan!’. Él sabe lo que estoy haciendo, pero eso no le para. No puede calentarse solo. Pero si le recuerdo algo, es porque la canción trata de eso y creo una conexión. Es terapéutico para nosotros.

¿Es esa terapia esencial para la supervivencia de Linkin Park?
Chester: Creo que cada uno de nosotros tiene unas habilidades personales muy especificas. No es la única relación en la que Mike usa ciertas cosas para que funcione. Consigues lo que das. No es tan simple para todo el mundo, no creo, pero conlleva una mezcla de habilidades. A veces, necesito decir ‘Esto es una puta estupidez, no me gusta, y no voy a continuar hasta que se arregle’, y otra persona tiene que ser la voz de la cordura. Somos como un grupo de especias, y si pones mucho de algo se estropea todo. Hemos puesto mucho de nosotros en esto, y cuando funcionamos así, cuando nos comunicamos de esta manera, trabajamos muy bien. Y es fantástico. Cuando haces algo y funciona y notas que está bien y a la gente le gusta, tiendes a repetirlo. Es por eso que me masturbo tanto. Es como algo que cada vez que lo haces te recompensa (risas).

¿Cual crees que es el mayor logro de este grupo?
Mike: Que Chester se masturbe (risas).

Emmm…. Cambiando de tema. ¿Cual ha sido el momento en que habéis agradecido más tener el apoyo del otro?
Mike: Bueno, hablando no solo por mi, en la época de Minutes To Midnight [2007]…. Habíamos pasado por Hybrid Theory, Collision Course y todo lo demás, y todas nuestras vidas habían cambiado. Durante 18 meses estuvimos reinventando el grupo, reaprendiendo quienes eramos como personas y de algún modo convirtiéndonos en amigos por primera vez, especialmente contigo, Chester. No habíamos crecido juntos contigo, y estabas cambiando mucho en aquel momento, ya sabes, desintoxicandote del alcohol y con el divorcio. Eras una persona nueva. Podría haber cambiado todo dramáticamente, pero fue alucinante. Te había visto gastar muchísima energía en el grupo y en ese momento, las gastaste en arreglar tu vida.

¿Crees que podrías haberlo hecho solo Chester?
Chester: Uhm… Sinceramente, estar en este grupo es la relación más funcional en la que he estado en mi vida. Estos tíos han jugado un rol muy especial en mi vida, no solo en mi carrera. Cuando creces en una relación te das cuenta que, la banda no importa. Lo que importa es todo por lo que hemos pasado en la vida, en las situaciones más productivas en las que hemos podido estar. Creo que ese periodo de tiempo realmente nos blindó. Nos enseñó hasta que punto estamos conectados. Fue difícil, pero las cosas más difíciles a la larga, se convierten en los mejores momentos.
Mike: Sabes, las únicas tres fotos que tengo en el estudio de aquella época, son jugando al baloncesto, comiendo juntos y saliendo a tomar algo.


Compartelo en las redes sociales:  facebook  twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.